Jurisprudencia: Delito societario.Interpretación del art. 293 CP.

Deja un comentario

febrero 8, 2013 por rubenherrerogimenez

Recurso: Casación nº 1393/2011
Ponente: Sr. Martínez Arrieta
Sentencia: nº 532/2012 de fecha 26/06/2012

<<Como objeto del tipo penal el ámbito del derecho no alcanza a los supuestos razonablemente discutibles, que deben quedar para su debate en el ámbito estrictamente mercantil, por lo que únicamente serán típicos aquellos supuestos de denegación de información a la que los socios tienen derecho de modo manifiesto, como sucede con los prevenidos en los artículos 112 LSA (derecho de los accionistas a los informes o aclaraciones que estimen precisos acerca de los asuntos que figuren en el orden del día de una Junta General) y 212 LSA (derecho de los accionistas a obtener cualquiera de los documentos que habrán de ser sometidos a la aprobación de la Junta). No es exigible que el comportamiento sea reiterado, pues no lo requiere el precepto, ni tampoco se exige un elemento subjetivo específico (el legislador suprimió en la redacción final del artículo las expresiones “maliciosa” y “reiteradamente” que figuraban en el proyecto), pero si una abierta conculcación de la legislación en materia  desociedades, como se ha señalado ya por esta misma Sala (TS de 26 Nov. 2002), pudiendo constituir la persistencia en la negativa a informar, una manifestación de este carácter manifiesto de la conculcación del derecho de información. Y se expresa que el tipo objetivo de esa conducta típica tiene un elemento negativo o impeditivo al ejercicio de los derechos de información y participación en la gestión o control de la actividad social y un elemento normativo consistente en la no existencia de causa legal que lo justifique. (sic)
Y esos elementos y los que describen las sentencias de esta Sala a las que se ha hecho mención no resultan del hecho probado que expresa el carácter familiar de la sociedad, la manera informal en la que era llevada, ciertamente sin cumplir con los requisitos legales sobre la llevanza de las cuentas. Esa informalidad la refiere el hecho probado a la convocatoria de las juntas y a la información suministrada. Pero también se relaciona, fundamento cuarto de la sentencia, que esa informalidad en la llevanza de la sociedad se desarrollaba con la armonía de todos los socios, sin que hubiera problemas entre los socios. Concluye afirmando que esa forma de llevar la sociedad fue consentida y tolerada por todos los socios, lo que es difícilmente compatible con el tipo penal en que se trata de tutelar al socio que ve perjudicado e ineficaz en sus derechos sociales frente a la administración de la sociedad>>. (F. J. 2º) (sic)

Texto íntegro proporcionado y elaborado por el Gabinete Técnico de la Sala Segunda del Tribunal Supremo. Año 2.011 y 2.012

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Páginas

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: