Jurisprudencia: Derecho a la inviolabilidad del domicilio (art. 18.2 CE): efectos de las irregularidades en la práctica de la diligencia de entrada y registro.

Deja un comentario

febrero 8, 2013 por rubenherrerogimenez

Recurso: Casación nº 1827/2011
Ponente: Sr. Varela Castro
Sentencia: nº 648/2012 de fecha 17/07/2012

<<Así recapitulamos en la STS nº 291/2012 de 26 de abril que: cuando se trata de un imputado que además es titular del domicilio, sus derechos quedan afectados en dos aspectos. De un lado, su derecho a la intimidad, respecto del cual sería ineludible su presencia, siendo nula la diligencia en otro caso, salvo que existan otros moradores, imputados o no, pues en ese caso sería bastante con la presencia de alguno de ellos (STS núm. 352/2006, de 15 de marzo), siempre que, como se ha dicho, no existan entre ellos conflictos de intereses. Y de otro lado, su derecho a la contradicción, de forma que su ausencia determina la imposibilidad de valorar el resultado de la prueba tal como resulta del acta, siendo precisa la presencia de testigos para acreditar el resultado, pudiendo estar entre ellos los agentes que presenciaron la diligencia (STS núm. 1108/2005, de 22 de septiembre). (sic)
Por su parte, la allí citada STC nº 219/2006 había dicho que: “Por lo que se refiere a los efectos que la denunciada ausencia puede tener respecto de la eficacia probatoria de lo hallado en el registro, hemos afirmado que aunque ciertas irregularidades procesales en la ejecución de un registro, como la preceptiva presencia del interesado, puedan determinar la falta de valor probatorio como prueba preconstituida o anticipada de las actas que documentan las diligencias policiales, al imposibilitarse la garantía de contradicción, ello no impide que el resultado de la diligencia pueda ser incorporado al proceso por vías distintas a la propia acta, especialmente a través de las declaraciones de los policías realizadas en el juicio oral con todas las garantías, incluida la de contradicción ” (SSTC303/1993, de 25 de octubre, FJ 5; 171/1999 de 27 de septiembre, FJ 12; 259/2005 de 24 de octubre, FJ 6)”. (sic)
En el presente caso la sentencia da cuenta de que en el juicio oral depusieron como testigos los agentes que practicaron el registro domiciliario. Por otra parte en el mismo se encontraba el coimputado que es pareja de la recurrente y con quien no mantiene relación conocida que de cuenta de intereses contrapuestos o incompatibilidad alguna. Ambos actúan en la causa bajo la misma representación procesal. (sic)
Por ello, además de no haberse vulnerado el derecho a la inviolabilidad domiciliaría, tampoco sufrió quiebra alguna el derecho de defensa y la información testimonial permite establecer como probado el dato de la presencia de droga en el domicilio de la recurrente>>. (F. J. 1º) (sic)

Texto íntegro proporcionado y elaborado por el Gabinete Técnico de la Sala Segunda del Tribunal Supremo. Año 2.011 y 2.012

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Páginas

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: